¿En qué son diferentes el IoT industrial y el IoT convencional?

¿Has escuchado hablar acerca del IoT o Internet de las cosas? Probablemente sí, ya que es cada vez más popular, debido a la gran variedad de aplicaciones que, en los últimos años, han aparecido para facilitar muchos aspectos de nuestra vida cotidiana. Usualmente, las soluciones IoT se asocian con aplicaciones para el hogar o el ocio.

No obstante, las IoT van más allá de esos ámbitos y tienen un excelente potencial económico y productivo para las industrias. Esto originó un concepto novedoso, conocido como Internet Industrial de las Cosas o IIoT y causó la división entre el último y el IoT convencional. ¿Quieres conocer cuáles son sus diferencias más notables y algunos ejemplos de IIoT?

IIoT vs IoT

En realidad, las diferencias entre ambas soluciones IoT no son muy tajantes, ya que comparten muchas tecnologías, por ejemplo: conectividad, sensores, plataformas en la nube, análisis de datos y comunicación de dispositivo a dispositivo.

IoT

Las aplicaciones IoT interconectan dispositivos mediante varias verticales, en las que se incluyen empresas, agricultura, servicios públicos, consumidores, salud, ciudades y gobierno. En este caso, la tecnología se enfoca en los usuarios, que son a los que se dirige para facilitar sus actividades.

IIoT

Lo que puede esperarse si se instalan soluciones IoT en fábricas u otras instalaciones industriales es distinto al caso anterior. El IIoT es un elemento crucial en la llamada Industria 4.0 o cuarta revolución industrial, que está basada en una red de dispositivos de uso industrial que se conectan mediante tecnologías de comunicación, lo que crea sistemas capaces de recopilar, analizar, intercambiar, monitorear y entregar ideas novedosas y valiosas sin precedentes.

Se trata de una forma fresca de comprender la realidad, la cual brinda muchas ventajas a las empresas e impulsa decisiones más rápidas e inteligentes para las industrias, además de transformar la manera en que los distintos sectores se desempeñan en el día a día.

IIoT es la combinación de análisis avanzados de datos, interacción humana, máquina a máquina (m2m) y aprendizaje automático mediante la interconexión de dispositivos. De esta manera, mejora los niveles de eficiencia, rendimiento y productividad para que las empresas industriales optimicen sus beneficios operativos y financieros.

Algunos ejemplos de IIoT

El IIoT ofrece una amplia gama de posibilidades, mucho mayor que las soluciones IoT convencionales. Hace cinco años, en el 2017, el Industrial Communications Report señaló que había 90 millones de dispositivos IIoT para el año anterior. También vaticinó que el número aumentaría considerablemente (hasta 150 millones); algo que ocurrió.

Ahora bien, algunos ejemplos en donde se utiliza el IIoT son los siguientes:

Mantenimiento predictivo

Este tipo de aplicaciones ayudan a identificar cuando hay riesgos de fallas y permiten adelantar soluciones. En tales casos, el mantenimiento preventivo y proactivo se pueden programar para anticiparse a los problemas y evitar los paros de actividad, disminuyendo los costos de métodos convencionales y optimizando la eficiencia.

Un ejemplo de altos costos de los métodos convencionales, es el de los técnicos de mantenimiento, quienes debían viajar a lugares remotos para verificar manualmente las industrias, tan sólo para realizar otro viaje con piezas de repuesto u órdenes de trabajo. Con el IIoT las prácticas de mantenimiento han mejorado, lo que deriva en bajos costos y mayor satisfacción de los clientes.

Monitorización remota

El monitoreo remoto está en el centro de muchas aplicaciones industriales y es una de las funcionalidades que brinda IIoT. Usarlo disminuye riesgos relacionados con la vigilancia mediante equipos de campo que es muy costosa e ineficiente, debido a que, usualmente, los dispositivos convencionales de monitoreo se encuentran en zonas remotas, que vuelven arriesgado y poco práctico y rentable el proceso.

Automatización de procesos

Otro motivo para implementar aplicaciones interconectadas en zonas industriales es la automatización de procesos que, de otro modo, necesitan mano de obra e intervención humana poco eficiente.

Hay muchos casos de uso, aunque las razones para adoptar los procesos IIoT se reducen a pocos factores: minimización de riesgos, reducción de costes y aumento de eficiencia. Incluso, pueden aprovecharse en industrias muy alejadas para automatizarlas mediante soluciones como los enlaces inalámbricos.

El crecimiento de las soluciones IIoT

El crecimiento tanto económico como tecnológico de las soluciones IIoT es impresionante. Por ejemplo, la empresa IDC Research mencionó que fueron tres las industrias que invirtieron en ella en el 2018: fabricación (enfocado en la administración de activos), servicios públicos (con enfoque en redes inteligentes) y transporte (con enfoque en la gestión de flotas y el monitoreo de cargas. Las previsiones son también prometedoras y parece inevitable que en los próximos años sea implementado por muchas empresas del país. Por ejemplo, se espera que el mercado IIoT crezca un 23.7% anual hasta 2025.

¿Deseas implementar estas soluciones en tu negocio? Acércate entonces a los expertos de TI America. Podemos también brindarte servicios de seguridad de redes México para mantener la ciberseguridad de tus operaciones industriales.

Solicita más información o una cotización al (55) 9000 4813, o completa el formulario disponible en nuestro sitio web.